sábado, abril 20, 2024
InicioCiencias¿ESTÁ LA MEDICINA ENFRENTANDO UN EXCESO DE ESPECIALIZACIÓN?

¿ESTÁ LA MEDICINA ENFRENTANDO UN EXCESO DE ESPECIALIZACIÓN?

La atención médica es necesaria en algún momento de la vida para todos. En situaciones médicas complicadas, es común que los pacientes sean derivados a médicos especializados. Sin embargo, a veces los médicos generales no pueden realizar un diagnóstico preciso, lo que puede llevar a que los pacientes busquen opiniones de diferentes médicos. Esto plantea interrogantes sobre la existencia de un problema de excesiva especialización en medicina. ¿Es beneficioso o perjudicial contar con tantas especialidades y subespecialidades? ¿La especialización en medicina contribuye a brindar una mejor atención a los pacientes? ¿Ayuda a los médicos a ejercer su profesión de manera más efectiva? ¿Existe suficiente cooperación entre los médicos?

Las especialidades médicas se enfocan en un grupo específico de pacientes, enfermedades, habilidades o filosofías. Algunos ejemplos incluyen la pediatría para niños, la oncología para el cáncer, la patología para la medicina de laboratorio y la medicina de familia para la atención primaria. Después de completar los estudios de medicina, los médicos o cirujanos suelen continuar su formación en una especialidad específica a través de una residencia que puede durar varios años para convertirse en especialistas. Este proceso es largo y difícil: lleva entre 4 y 8 años completar la carrera de medicina, según la facultad y el país, y luego entre 3 y 5 años para especializarse en un área específica, según la especialidad. 

Existen diferentes categorías en las que se pueden clasificar las especialidades médicas, entre ellas: 

– Medicina quirúrgica o medicina interna: La medicina quirúrgica se enfoca en el diagnóstico y tratamiento a través de técnicas quirúrgicas mayores, mientras que la medicina interna se centra en otras formas de diagnóstico y tratamiento.

– Edad de los pacientes: Las especialidades pueden variar en cuanto a la edad de los pacientes que atienden, como la pediatría para niños o la geriatría para adultos mayores.

– Diagnóstico o terapia: Aunque el diagnóstico es importante en todas las especialidades, algunos especialistas se enfocan principalmente en exámenes diagnósticos, como patología, neurofisiología clínica y radiología.

– Basadas en órganos o técnicas: Muchas especialidades se enfocan en órganos específicos, ya que muchos síntomas y enfermedades están relacionados con un órgano en particular. Otras especialidades se basan principalmente en técnicas, como la radiología, que originalmente se basaba en las radiografías.

La Junta Americana de Especialidades Médicas reconoce 24 especialidades médicas distintas, muchas de las cuales -como medicina interna, pediatría, medicina de familia y dermatología- tienen subespecialidades. Por ejemplo, la medicina interna tiene 22 subespecialidades y la pediatría 20. Algunos médicos se especializan aún más en áreas específicas, como un médico de medicina interna que se especializa en cardiología y luego en arritmias cardiacas. Antes no había tantos médicos especialistas, pero ahora la atención especializada es común en la práctica médica. En la última década, la probabilidad de que una visita al médico derive en una derivación a un especialista ha aumentado casi al doble, del 5% al 9% o más. Se estima que las tasas de derivación a especialistas son al menos el doble en los Estados Unidos que en Gran Bretaña.

En los últimos 50 años, la medicina en Estados Unidos ha experimentado cambios significativos, entre los cuales destaca el aumento en el número de especialistas. En 1940, el 75% de los médicos eran generalistas. Sin embargo, en 1960, los especialistas superaron en número a los generalistas y para 1970, solo una cuarta parte de los médicos se consideraban generalistas. Este incremento en la especialización se debe a diversos factores, como el potencial de ingresos, la calidad de vida y el prestigio que conlleva.

El número de pacientes con múltiples enfermedades crónicas ha aumentado en los últimos años, debido en gran parte al uso de técnicas de diagnóstico más eficaces. Un estudio realizado por investigadores escoceses, que examinaron el uso de la asistencia sanitaria de 1,7 millones de personas, aproximadamente un tercio del país, reveló que el 23% de los escoceses padecen multimorbilidad. Los hallazgos, publicados en la prestigiosa revista médica The Lancet, indican que este porcentaje es similar al de Estados Unidos y que aumenta significativamente con la edad.

En promedio, las personas a los 65 años padecen dos o más enfermedades crónicas, y aquellos que viven en la pobreza alcanzan esta cifra casi 10 años antes. Con el aumento de la población pobre y de edad avanzada, el tratamiento de pacientes con múltiples dolencias crónicas se ha vuelto más complejo y requiere la intervención de más especialistas.

Durante un período de diez años (2002-2011), los investigadores examinaron el tratamiento y los resultados de pacientes de Medicare que fueron hospitalizados por infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o parada cardiaca durante las reuniones nacionales de la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología. Comparando las fechas de las reuniones con fechas idénticas sin reuniones, encontraron que los pacientes de alto riesgo con insuficiencia cardiaca o parada cardiaca que fueron ingresados en hospitales docentes durante las fechas de las reuniones tuvieron tasas de mortalidad a 30 días ajustadas “sustancialmente” más bajas. Durante las reuniones, la tasa de mortalidad por insuficiencia cardiaca fue del 17,5%, en comparación con el 24,8% en fechas sin reuniones, mientras que la tasa de mortalidad por parada cardiaca fue del 59,1% en comparación con el 69,4%. En cuanto a los pacientes de alto riesgo ingresados en hospitales docentes con infarto agudo de miocardio, las tasas de mortalidad a los 30 días fueron similares entre las fechas de reunión y las fechas sin reuniones, con un 39,2% y un 38,5%, respectivamente. Durante las fechas de reunión, se realizó menos Intervención Coronaria Percutánea (ICP), anteriormente conocida como angioplastia con stent, (20,8% frente al 28,2%), sin afectar la supervivencia. Los autores sugieren que este hallazgo indica un posible uso excesivo de la ICP en esta población. Los resultados del estudio fueron publicados en línea en la revista médica JAMA Internal Medicine el 22 de diciembre, publicada por Asociación Médica Americana. 

Algunos investigadores comparan el sistema sanitario con el modelo de “fábrica de alfileres” de Adam Smith, en el que la especialización y la división del trabajo son la clave de la prosperidad. Según este modelo, que Smith relata en una anécdota en la primera página de su obra La riqueza de las naciones, diez trabajadores pueden producir 48,000 alfileres al día si cada tarea se asigna a trabajadores especializados. La productividad media sería de 4,800 alfileres por trabajador y día. Si bien este ejemplo muestra el aumento de la eficacia y la productividad tras la especialización, debemos tener en cuenta el cuadro completo, especialmente en lo que respecta a los pacientes con múltiples afecciones médicas. Como en la parábola de los ciegos y el elefante, solo podemos tener un diagnóstico parcial si nos enfocamos únicamente en una parte del cuerpo. El intelectual musulmán contemporáneo Fethullah Gülen destaca la importancia de la medicina como una forma directa de ayudar a las personas y ganar la complacencia de Dios. Sin embargo, también señala el peligro de perderse en la especialización médica y enfatiza la necesidad de una mirada integral. Para llegar a conclusiones precisas, un cardiólogo debe conocer las otras partes del cuerpo además del corazón. Cada órgano está conectado con los demás, y el organismo es un todo. 

La información y la tecnología en el campo médico avanzan rápidamente, con nuevas técnicas y publicaciones médicas constantemente. Es imposible que los médicos estén al día de todo, pero pueden evaluar las normas de práctica, los avances en tecnología y ciencia, los cambios en regulaciones y sistemas de prestación, y adaptarse en consecuencia. Para apoyar a los médicos a lo largo de sus carreras, se necesitan programas innovadores que ayuden a los nuevos médicos a seguir investigando y conectarse con estudios científicos emergentes, así como prácticas de formación médica continua relevante. También es importante reconocer el trabajo de los médicos para mejorar la seguridad y calidad de la atención médica. 

En resumen, la especialización en medicina es crucial, pero no debe llevar a la alienación de otros departamentos y los médicos no deben perder de vista los aspectos generales. Es importante que trabajen en conjunto con otros médicos a través de una amplia consulta para garantizar una atención integral y efectiva. 

Referencias

· Cambridge University Press. (2009). Cambridge academic content dictionary,

· https://www.econlib.org/library/topics/highschool/divisionoflaborspecialization.html

· https://en.wikipedia.org/wiki/Medical_specialty

· https://www.abms.org/wp-content/uploads/2020/11/ ABMS-Guide-to-Medical-Specialties-2020.pdf

· https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/ PMC6067811/ mayo de 2018; 10(5): e2720.

· https://www.theatlantic.com/health/archive/2012/07/our-unsustainable-culture-of-medical-specialization/260504/

· https://www.herkul.org/kirik-testi/husn-u-zan-ve-rahmete-iltica/

Artículo anterior
Artículo siguiente
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS POPULARES

LA ÉTICA PERSONAL

LOS CUADRADOS MÁGICOS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA (Nº 6)

¡PEDRO, SOY YO, TU PÁNCREAS!