martes, junio 18, 2024
InicioCarta del editorCarta del editor Nº 2

Carta del editor Nº 2

Querid@s lector@s:

Los videojuegos se han convertido en una parte integral de nuestras vidas. Antes, solo los niños pasaban horas jugando, pero ahora esos niños han crecido y muchos de ellos continúan jugando como adultos y padres. El acceso a los videojuegos se ha facilitado gra­cias a la mayor velocidad de Internet y al rápido crecimiento de las tecnologías informáticas, lo que significa que estarán presentes en nuestras vidas durante mucho tiempo. Más allá de las repercusiones personales, familiares y sociales a largo plazo de esta realidad en expansión, hay otro aspecto que destaca Cemal Ozgur en este número: las cajas botín. Los jugadores que de­sean mantenerse al día deben comprar actua­lizaciones, lo que puede resultar costoso. Las cajas botín ofrecen una alternativa que, según Ozgur, es una especie de tirada de dados sin ga­rantías. Estas cajas forman parte de la enorme industria de microtransacciones en los video­juegos, valorada en miles de millones de euros. Ozgur explica cómo estas cajas se asemejan a los juegos de azar, ya que se basan en elementos de azar y suerte. Vale la pena leer detenidamente el artículo de Ozgur para comprender los riesgos potenciales a los que se enfrentan los jugadores, especialmente los niños pequeños, quienes ex­perimentan sentimientos de frustración y tenta­ción cada vez que abren una caja botín.

¿Hasta qué punto es probable que seas “tú”? Esta es una pregunta que rara vez nos planteamos. Al igual que la mayoría de noso­tros seguimos adelante con nuestras vidas sin percatarnos de la maravillosa naturaleza que nos rodea, pocas veces reflexionamos sobre nuestra propia existencia. Hakan Oztunc expli­ca, utilizando el lenguaje de las matemáticas, lo asombroso que es el hecho de que cualquier persona, como Juan, sea exactamente quien es, incluso considerando únicamente los cálculos de probabilidades más relevantes. “Al reflexio­nar sobre este complejo cálculo de probabili­dades, solo podemos concluir lo valioso que es cada ser humano”, concluye Oztunc.

En un mundo aparentemente más secular, una de las principales causas podría estar rela­cionada con la forma en que los seguidores de las tradiciones religiosas han convertido su fe en algo menos práctico de seguir. Sin embargo, la sección de “Preguntas y Respuestas” aborda esta situación argumentando lo contrario: la religión es facilidad. Aunque la fe conlleva ciertas cargas y responsabilidades, estas no son insoportables y están destinadas a hacer la vida más sencilla para todos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS POPULARES

LA ÉTICA PERSONAL

LOS CUADRADOS MÁGICOS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA (Nº 6)

¡PEDRO, SOY YO, TU PÁNCREAS!