lunes, julio 15, 2024
InicioHumanidadesEl placebo eres tú: Cómo ejercer el poder de la mente

El placebo eres tú: Cómo ejercer el poder de la mente

¿Pueden nuestros pensamientos y creencias tener un poderoso efecto en nuestra salud y bienestar? El Dr. Joe Dispenza, quiropráctico y neurocientífico, explora esta posibilidad en su libro El placebo eres tú. Dispenza argumenta que el efecto placebo, donde la salud de una persona mejora simplemente porque creen que un tratamiento funcionará, no es solo un fenómeno psicológico, sino también fisiológico. Explica cómo nuestros pensamientos y creencias pueden inducir reacciones químicas en el cuerpo que llevan a cambios reales en nuestra fisiología, y cómo podemos usar este principio para mejorar nuestra salud y nuestras vidas.

El libro comienza abordando el efecto placebo, describiendo cómo los síntomas de una persona pueden mejorar simplemente por creer que están recibiendo un tratamiento real, incluso si es solo una pastilla de azúcar. Dispenza sostiene que este efecto no se limita a la medicina, sino que también puede aplicarse a otras áreas de la vida, como las relaciones, la carrera y la salud.

Luego, Dispenza explica la conexión entre la mente y el cuerpo y cómo los pensamientos y emociones pueden afectar la salud física. Argumenta que nuestras creencias y percepciones dan forma a nuestra realidad y que, al cambiar estas creencias y percepciones, podemos alterar el funcionamiento de nuestro cuerpo. Sugiere que, mediante la imaginación y la visualización, podemos generar nuevas vías neuronales en el cerebro y reprogramar nuestra biología. Proporciona varios ejemplos de personas que han utilizado el efecto placebo para curarse de diversas dolencias como el cáncer y el dolor crónico.

Algunos ejemplos del efecto placebo que utiliza para ilustrar el poder de la mente en dar forma a nuestra realidad física incluyen:

– Una mujer con esclerosis múltiple que pudo mejorar sus síntomas e incluso volver a caminar tras usar técnicas de visualización y meditación.

– Un hombre con una enfermedad terminal que logró extender su vida varios meses y mejorar su calidad de vida utilizando el efecto placebo.

– Un estudio sobre personas con síndrome de intestino irritable (SII) que encontró que aquellos a quienes se les administró un tratamiento placebo experimentaron una reducción significativa en los síntomas, aun sabiendo que estaban tomando una pastilla de azúcar.

– Un estudio en pacientes con enfermedad de Parkinson que mostró mejoras en los síntomas en aquellos que recibieron un tratamiento placebo, a pesar de que no contenía ningún medicamento activo.

Estos ejemplos demuestran que el efecto placebo no es solo un fenómeno temporal, sino uno duradero que puede llevar a cambios reales y medibles en el cuerpo. Dispenza argumenta que al aprovechar el poder del efecto placebo, podemos tomar el control de nuestra salud y bienestar y crear las vidas que deseamos.

La física cuántica

El libro también profundiza en el concepto de la física cuántica y su relación con la conexión mente-cuerpo. El Dr. Joe Dispenza argumenta que nuestros pensamientos y creencias pueden influir en el comportamiento de la materia y, al comprender este principio, podemos cambiar nuestra realidad. Según la física cuántica, el observador y lo observado están íntimamente conectados, y nuestros pensamientos y creencias pueden afectar cómo percibimos y experimentamos la realidad. Dispenza sostiene que el efecto placebo es una manifestación de este principio, donde nuestros pensamientos y creencias pueden provocar cambios reales en el cuerpo a nivel cuántico, influyendo en el comportamiento de átomos y moléculas.

El Dr. Dispenza también afirma que, según la física cuántica, el observador puede colapsar la función de onda, lo que significa que, al observar una partícula, el observador puede determinar su estado o posición. Sugiere que, de manera similar, al enfocarnos en un resultado o estado de salud particular, podemos colapsar la función de onda y hacerlo realidad.

Describe el concepto de entrelazamiento, que en la física cuántica establece que las partículas pueden estar conectadas de tal manera que el estado de una partícula puede afectar instantáneamente el estado de otra, incluso si están separadas por grandes distancias. Dispenza sugiere que este principio puede aplicarse a nuestros pensamientos y emociones, permitiendo que nos entrelacemos con otras personas y con el entorno, influenciando también sus realidades.

Además, el Dr. Dispenza explora la idea de superposición, que establece que una partícula puede existir en múltiples estados o ubicaciones al mismo tiempo. Argumenta que este principio también se puede aplicar a nuestros pensamientos y creencias, permitiéndonos mantener múltiples creencias y estados de ser simultáneamente, lo que nos permite experimentar diferentes realidades y resultados.

Estos ejemplos muestran cómo el Dr. Dispenza utiliza principios de la física cuántica para explicar el efecto placebo y el poder de la mente en dar forma a nuestra realidad física. Argumenta que, al entender y utilizar los principios de la física cuántica, podemos aprovechar el poder del efecto placebo para mejorar nuestra salud y bienestar.

La meditación

El Dr. Joe Dispenza también proporciona herramientas y técnicas prácticas para que los lectores utilicen el poder del efecto placebo en sus propias vidas. Entre estas herramientas se incluyen la meditación, la visualización y las afirmaciones. Dispenza enfatiza la importancia de comprometerse con un objetivo y tomar acciones consistentes para lograr un cambio duradero. Explica que la meditación nos permite entrar en un estado de relajación profunda, accediendo a diferentes partes del cerebro y cambiando nuestra percepción y experiencia de la realidad. Al meditar, podemos alterar nuestras ondas cerebrales, lo que puede llevar a cambios en el cuerpo como la reducción del estrés y la inflamación, así como al aumento de la producción de sustancias curativas.

Dispenza también explica que la meditación puede generar nuevas vías neuronales en el cerebro, permitiéndonos superar creencias limitantes y crear nuevas realidades para nosotros mismos. Sugiere que, al meditar, podemos cambiar nuestra percepción y experiencia de la realidad, lo que puede resultar en mejoras en el cuerpo, como la curación de enfermedades y una mejor salud y bienestar general. Insiste en que la meditación puede facilitar un estado de atención concentrada, permitiéndonos acceder a las partes más profundas de la mente y dirigir el poder de nuestros pensamientos y creencias hacia la curación y el bienestar.

El poder de la oración y la meditación

El enfoque del Dr. Joe Dispenza en la meditación como herramienta de curación resalta las similitudes entre la meditación y la oración. Ambas prácticas implican conectarse con un poder superior o una fuerza espiritual y comparten efectos beneficiosos tanto en la mente como en el cuerpo.

Tanto la oración como la meditación requieren atención y concentración enfocadas, lo que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, mejorando el bienestar general. Ambas prácticas pueden ayudar a las personas a centrarse en sus intenciones, creencias y emociones, promoviendo cambios positivos. Similar a la meditación, se han realizado numerosos estudios que exploran la relación entre la oración y la salud:

1. Journal of Behavioral Medicine, una revista médica interdisciplinaria: Un estudio encontró que las personas que participaban regularmente en oración o meditación tenían una presión arterial más baja en comparación con aquellas que no lo hacían.

2. Institutos Nacionales de Salud, la agencia principal del gobierno de los Estados Unidos responsable de la biomedicina y la salud pública de investigación: Un estudio reveló que las personas con artritis reumatoide que rezaban regularmente experimentaban menos dolor y rigidez en comparación con aquellas que no rezaban.

3. Journal of the American Medical Association, una revista médica revisada por pares y publicada por la Asociación Médica Estadounidense de forma semanal: Se descubrió que las personas con cáncer en etapa avanzada que recibieron oraciones de otros tenían una calidad de vida significativamente mejor que aquellas que no recibieron oraciones.

4. International Journal of Behavioral Medicine, una revista médica trimestral revisada por pares que cubre la medicina del comportamiento: Un estudio indicó que las personas que participaban regularmente en oración o meditación tenían niveles más bajos de estrés y ansiedad en comparación con aquellas que no lo hacían.

5. Journal of Religion and Health, revista académica interdisciplinaria revisada por pares que proporciona un foro académico para la discusión de temas actuales tanto a nivel teórico como práctico para académicos y profesionales de todas las religiones y antecedentes religiosos: Un estudio halló que las personas que rezaban regularmente tenían un menor riesgo de desarrollar depresión en comparación con aquellas que no rezaban.

Estos estudios sugieren una relación positiva entre la oración y la salud, indicando que la oración puede tener un impacto beneficioso en varios aspectos de la salud física y mental. Sin embargo, es importante señalar que se necesita más investigación para comprender completamente la compleja relación entre la oración y la salud y que los resultados pueden variar según los individuos y el contexto.

En resumen, tanto la oración como la meditación implican una conexión con un poder superior o una fuerza espiritual y comparten efectos beneficiosos en la mente y el cuerpo, como la reducción del estrés y la ansiedad y la mejora del bienestar general. La principal diferencia es que la oración se enfoca en pedir ayuda o guía a un poder superior, mientras que la meditación se centra más en conectarse con uno mismo y el momento presente.

El placebo eres tú es un libro estimulante y empoderador que ofrece una nueva perspectiva sobre la conexión mente-cuerpo y el poder del efecto placebo. La escritura del Dr. Joe Dispenza es clara y accesible, proporcionando amplia investigación científica y ejemplos de la vida real para respaldar sus afirmaciones. El libro anima a los lectores a asumir la responsabilidad de su salud y bienestar, empoderándolos con herramientas para realizar cambios positivos en sus vidas.

Dispenza, J. (2014). El placebo eres tú: Cómo ejercer el poder de la mente. Ediciones Urano.

Artículo anterior
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS POPULARES