domingo, mayo 26, 2024
InicioCienciasLA GRANADA: Una tienda curativa

LA GRANADA: Una tienda curativa

La granada (Punica granatum L.) es una fruta que se caracteriza por su profusión de semillas y su envoltura impecable. Con una rica historia como alimento esencial y fuente de remedios medicinales en diversas civilizaciones durante milenios, la granada ofrece una variedad de sabores que varían según la especie y el grado de madurez. Puede manifestarse con matices desde dulces muy intensos hasta notas sumamente ácidas o picantes. Desde una perspectiva botánica, la granada se clasifica como una fruta carnosa perteneciente al grupo de las bayas, con un ovario derivado de una única flor y generalmente aloja múltiples semillas. Este tesoro entre las frutas, la granada, es ampliamente apreciada por su valor nutricional, sus beneficios para la salud, y su distinguido sabor. En contraste con muchos otros árboles frutales, las flores de la granada, tanto las masculinas como las femeninas, florecen en el mismo árbol, lo que permite que las flores masculinas polinicen tanto a otras flores en el mismo árbol como a las de árboles vecinos.

Con un sistema de envasado excepcional que maravilla, la granada ha sido cultivada en las regiones tropicales de la India, Asia, el Mediterráneo y África durante siglos. A lo largo de la historia, este fruto ha sido un símbolo perdurable de fertilidad y ha encontrado su representación en diversas expresiones artísticas. A través de las edades, la granada ha asumido significados diversos en varias creencias y religiones. Incluso en el Corán, se hace referencia a la granada, denominada “rumman”: “En ellos se dan frutos, datileras y granados”[1]. En el versículo se menciona como un fruto del paraíso, y puede ser consumido fresco o transformado en medicamentos, tintes, melaza, jarabe, aceite de semillas, jugo de frutas o vinagre. En el sistema de medicina alternativa indio, el Ayurveda, la granada es considerada una “farmacia en sí misma”. La medicina tradicional persa la emplea ampliamente como agente hemostático y antimicrobiano, e incluso su cáscara ha sido utilizada en el tratamiento de afecciones como el asma, la diarrea crónica, la disentería y las lombrices intestinales. Además, su jugo ha sido aplicado en la cura de aftas y úlceras en lugares como la India, Túnez y Guatemala [2]. Bediuzzaman Said Nursi utiliza la granada como un ejemplo que simboliza las bendiciones de Dios sobre nosotros: “Mientras que el granado se contenta con agua turbia y fangosa, alimenta su fruto con una bebida pura del tesoro de la Divina Misericordia” (El Decimoséptimo Destello, Octava Nota). “Pues al exhibir una sabia belleza de arte, así como un significativo y sutil ornamento, que asombra a todas las mentes, ha desplegado una obra de arte como una oda en alabanza del Hacedor Majestuoso. Observa atentamente las granadas y las espigas, por ejemplo” (Trigésima Palabra). Cada fruto concedido por el tesoro de la misericordia de nuestro Señor lleva consigo un arte y una sabiduría únicos.

La cáscara de la granada

La cáscara de la granada se divide en dos partes: la parte exterior, que es dura y se llama pericarpio, y la parte interior, que es blanca y esponjosa, conocida como mesocarpio. El mesocarpio es el lugar donde se adhieren los granos de la pared interna, llamados arilos. Las membranas internas están dispuestas en cámaras asimétricas para los arilos. La cáscara representa aproximadamente 

el 30-40% del fruto y contiene compuestos fenólicos, flavonoides, taninos y ácidos fenólicos, así como punicalagina, una sustancia repelente de toxinas, con un marcado efecto antioxidante. Gracias a estas propiedades, la cáscara de granada es ampliamente utilizada en la industria farmacéutica debido a sus efectos anticancerígenos y antibacterianos. Estudios han demostrado una fuerte actividad antibacteriana en los ingredientes activos de la cáscara de granada, especialmente contra E. coli, E. faecalis, S. aureus y B. subtilis [3]. Además, se ha observado que puede tener un efecto potencial en la prevención y el tratamiento de la obesidad, así como en la lucha contra hongos como el Aspergillus flavus [4]. A pesar de que a menudo desechamos la cáscara, es conocida por sus efectos beneficiosos en la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares [5]. Sorprendentemente, la cáscara tiene un mayor potencial antioxidante en comparación con los extractos de pulpa, semilla y zumo, lo que subraya que nada carece de valor. Además, algunos estudios han demostrado que el extracto de cáscara puede ser beneficioso contra enfermedades como el Alzheimer y la demencia, gracias a su capacidad para mejorar la memoria. También se ha observado que reduce los niveles de azúcar en sangre (glucosa), el colesterol y sus derivados, y aumenta los niveles de hemoglobina [6]. 

La cáscara de la granada se puede preparar en forma de té o consumir como aditivo de especias.

Las semillas de granada 

Los granos de granada, que destacan por su semejanza con los glóbulos sanguíneos y su tono rojo debido a los polifenoles, son ricos en antioxidantes. Estos antioxidantes tienen la capacidad de neutralizar los radicales libres, proteger las células del daño y reducir la inflamación. Contribuyen a mantener la salud de la piel y promueven la salud del corazón y las venas, además de ayudar a mantener los niveles sanguíneos en rangos normales. Las granadas contienen tres veces más antioxidantes que el té verde y otros jugos de frutas, gracias a la punicalagina presente en sus semillas [6]. Estas semillas de granada también aportan una gama de vitaminas y minerales, como la vitamina C, hierro, potasio, fósforo, sodio y zinc. 

En algunas culturas, la granada simboliza la fertilidad, posiblemente debido a la presencia de hormonas que promueven la reproducción y a la abundancia de semillas en cada fruto (hasta 600-1000 semillas de granada en una sola fruta). Se ha descubierto que el estrés oxidativo puede causar disfunción ovárica y reducir la fertilidad en las mujeres. Las granadas ayudan a contrarrestar el estrés oxidativo, lo que puede aumentar la fertilidad. Las semillas de granada también tienen el potencial de elevar los niveles de testosterona en hombres y de la hormona del estrógeno en mujeres [8].

Los granos de granada, especialmente cuando se presentan en su membrana llamada pericarpio, se consideran una especie de tienda curativa [9]. Además de aliviar problemas estomacales, también contribuyen a regular la circulación sanguínea y a aliviar problemas relacionados con el corazón, la salud dental, la osteoartritis, la anemia y la diabetes.

El zumo de granada

Aunque en la medicina funcional no se aconseja el consumo de zumo de frutas debido a su contenido de fructosa y falta de fibra, el zumo de granada es una excepción. El zumo de granada contiene antocianina, glucosa, ácido ascórbico, ácido elágico, ácido gálico, catequina, aminoácidos, hierro y minerales. Desde tiempos antiguos, se ha recomendado la granada para trastornos digestivos. Estudios recientes han demostrado que beber zumo de granada diariamente durante tres meses puede mejorar la función cardíaca [10]. También se ha demostrado que el zumo de granada reduce las células del cáncer de colon y previene el desarrollo de tumores de próstata en hombres y tumores de mama en mujeres [11]. El zumo de granada es el mejor zumo para la salud del corazón. Los estudios han demostrado que el zumo de granada mejora el flujo sanguíneo, previene el endurecimiento y engrosamiento de las arterias y puede ralentizar el crecimiento de la placa y la acumulación de colesterol. Sin embargo, la granada puede reaccionar negativamente con medicamentos para la presión arterial y el colesterol, como las estatinas [12]. Las personas que toman medicamentos deben consumir zumo de granada con precaución. El zumo de granada puede curar la inflamación de los intestinos y ayudar a resolver problemas digestivos [13]. Dado que contiene entre un 28 y un 30% de taninos, la cáscara de granada también se utiliza en la tintura de telas y en la producción de tinta, especialmente en cuero.

La flor de la granada es una muestra de la belleza y elegancia que anuncia el sabor y los beneficios de la fruta aún en desarrollo. La granada, con sus múltiples formas, es una fuente de curación para diversas enfermedades como el cáncer, la diabetes, la presión arterial alta, las enfermedades del corazón, las enfermedades antibacterianas y antimicrobianas, y también se utiliza en cosméticos. Es una fruta que se debe consumir en abundancia, especialmente en otoño e invierno. La granada nos invita a reflexionar sobre las muchas bendiciones que se nos han concedido en este mundo.

Referencias

  1. El Corán, 55:68.
  2. Khwairakpam, A. D., Bordoloi, D., Thakur, K. K., Monisha, J., Arfuso, F., Sethi, G., … & Kunnumakkara, A. B. (2018). Possible use of Punica granatum (Pomegranate) in cancer therapy. Pharmacological research, 133, 53-64.
  3. Moneim, A. E. A. (2012). Antioxidant activities of Punica granatum (pomegranate) peel extract on brain of rats. Journal of Medicinal Plants Research, 6(2), 195-199.
  4. Wu, D., Ma, X., & Tian, W. (2013). Pomegranate husk extract, punicalagin and ellagic acid inhibit fatty acid synthase and adipogenesis of 3T3-L1 adipocyte. Journal of Functional Foods, 5(2), 633-641.
  5. Moneim, A. E. A. (2012). Antioxidant activities of Punica granatum (pomegranate) peel extract on brain of rats. Journal of Medicinal Plants Research, 6(2), 195-199.
  6. Radhika, S., Smila, K. H., & Muthezhilan, R. (2011). Antidiabetic and hypolipidemic activity of Punica granatum Linn on alloxan induced rats. World Journal of Medical Sciences, 6(4), 178-182.
  7. Gil, M. I., Tomás-Barberán, F. A., Hess-Pierce, B., Holcroft, D. M., & Kader, A. A. (2000). Antioxidant activity of pomegranate juice and its relationship with phenolic composition and processing. Journal of Agricultural and Food chemistry, 48(10), 4581-4589.
  8. Al-Dujaili, E., & Smail, N. (2012, March). Pomegranate juice intake enhances salivary testosterone levels and improves mood and well-being in healthy men and women. In Endocrine Abstracts(Vol. 28). Bioscientifica.
  9. Acerca de las membranas, Ali ibn Abu Talib dijo: «Comed la granada con su membrana, porque limpia el estómago». (Ahmed ibn Hanbal, V, 382)
  10. Sahebkar, A., Ferri, C., Giorgini, P., Bo, S., Nachtigal, P., & Grassi, D. (2017). Effects of pomegranate juice on blood pressure: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Pharmacological Research, 115, 149-161.
  11. https://www.healthline.com/nutrition/12-proven-benefits-of-pomegranate#TOC_TITLE_HDR_6
  12. https://www.nccih.nih.gov/health/pomegranate
  13. https://www.medicalnewstoday.com/articles/318385
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS POPULARES

LA ÉTICA PERSONAL

LOS CUADRADOS MÁGICOS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA (Nº 6)

¡PEDRO, SOY YO, TU PÁNCREAS!